La manta eléctrica: tu aliado contra el frío

      Comentarios desactivados en La manta eléctrica: tu aliado contra el frío

Las mantas eléctricas proporcionan calor y comodidad durante los meses de invierno.

No obstante, pueden llegar a ser peligrosas si fallan.

Por ello debes conseguir una buena manta eléctrica como las que te recomiendan en la web tumantaelectrica.com, en esta web encontrarás consejos útiles antes de ir de compras online.

Aún así, te hago unas breves pinceladas sobre lo que debes tener en cuenta a continuación:

Si consigues el tipo de manta adecuadas para tus necesidades entendiendo como funciona y siguiendo sus simples indicaciones de seguridad puede disfrutar de todos los beneficios que ofrece una manta eléctrica durante muchos años.

La característica fundamental de las mantas eléctricas es que están hechas con una bobina de calentamiento aislada y delgada cosida dentro del tejido de este producto para controlar la temperatura de la misma. Además esta bobina es capaz de saber a qué temperatura corresponde al calor generado por la manta y qué temperatura corresponde al calor generado por tu cuerpo, así se puede ajustar automáticamente y hacer que estés al máximo nivel de confort. El resultado es que el producto produce un calor cómodo.

Vamos a ver algunos consejos para utilizar cualquier manta eléctrica.

Es importante seguir las instrucciones de uso y de seguridad proporcionadas por el fabricante.

Paso 1: extiende la manta eléctrica

Paso 2: conecta el interruptor con la manta eléctrica y enchufe el conector a la toma de corriente

Paso 3: para encender la manta coloque el interruptor deslizante en el nivel uno. No obstante ten en cuenta que el calentamiento más rápido se consigue con el máximo nivel admitido por el mando.

El nivel 0 apaga la mata eléctrica. Además las mantas vienen equipadas con un sistema de desconexión automática que suele tener lugar después de tres horas.

Si el indicador luminoso parpadea o está apagado, devuelve el estado del mando a la posición cero, y al cabo de unos segundos vuelve a encenderla: la manta puede volver a encenderse.

Es importante que antes de proceder a su lavado desconecte la manta de la red eléctrica, extraiga el interruptor de la base y entonces puede proceder a su lavado a máquina a 30 °C en un programa para ropa muy delicada o a mano.

No obstante consulte y siga cuidadosamente las instrucciones del fabricante.